Cosas que debe saber sobre los Panales de Abeja

Las Abejas dentro de la colmena:

¿Para qué hacen colmenas las abejas?

Lo primero que debe saber es que las abejas obreras hacen colmenas fundamentalmente para almacenar su miel, por ejemplo, durante el invierno cuando no pueden salir al exterior tienen suficiente alimento en el interior de la colmena.

Las colmenas de abejas están hechas de tubos hexagonales, el cuál es un diseño sumamente eficiente, ya que requiere menos cera y puede contener más miel.

Algunas abejas silvestres forman colmenas en grietas de rocas, árboles huecos y otras áreas.

De manera similar a los hábitos de las abejas domesticadas, construyen colmenas masticando cera hasta que las vuelven blanda, y luego las van uniendo hasta que una a una forman las celdas que componen un panal.

¿Por qué se agrupan las abejas dentro del panal?

Cuando las abejas obreras se aglomeran dentro de una colmena, las abejas mantienen la colmena a una temperatura que ronda entre 30° a 35° grados esta temperatura  es necesaria para controlar la textura de la cera.

Aunque las abejas obreras viven durante aproximadamente seis semanas, pasan sus vidas realizando tareas que benefician la supervivencia de su colonia.

Cuando una abeja  cumple dos semanas de edad, desarrolla una glándula que produce cera única dentro de su abdomen. Las obreras se alimentan de los alimentos que recogen, tal como el néctar de diferentes plantas con flores.

Después de regresar a la colmena, la abeja trabajadora transfiere el néctar de su lengua a la lengua de otra obrera, entonces el líquido del néctar se evapora y se convierte en miel.

Las glándulas de las abejas obreras convierten el contenido de azúcar de la miel en cera, que rezuma a través de los pequeños poros de la abeja para producir diminutos copos de cera en su abdomen. Los trabajadores mastican estas piezas de cera hasta que se vuelven suaves y moldeables, y luego agregan la cera masticada a las superficies del panal.

Las células hexagonales del panal se utilizan para alojar larvas y otras crías, así como para almacenar miel, néctar y polen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *